¿QUIÉNES SOMOS?

Somos un centro educativo que pertenece al Instituto Marista cuya propuesta pedagógica está fundamentada en la idea que alumbró la fundación de la Congregación en 1816 por iniciativa de San Marcelino Champagnat, formar:

Detrás de esta simple frase existe una filosofía basada en la formación de un espíritu crítico con el que las niñas, niños y jóvenes aprenden a crecer en libertad personal y a conocer las exigencias de la vida real… ¡porque transmitir conocimientos no es suficiente!.

 

MISIÓN

Somos discípulos de San Marcelino Champagnat, Hermanos y laicos que en comunidad evangelizamos educando a los niños y a los jóvenes. Buscamos “dar a conocer a Jesucristo y hacerlo amar”, brindando una educación integral de calidad para ayudarlos a ser “Buenos cristianos y virtuosos ciudadanos”, y de esta manera responder a la realidad histórica y social de los lugares en los que nos encontramos.

VALORES

Presencia: Valor que nos mantiene atentos a las necesidades de nuestros estudiantes, ya que brindamos un tiempo más allá de nuestra dedicación profesional.

Sencillez: Valor por el que manifestamos nuestras relaciones interpersonales, siendo auténticas, directas y honestas.

Espíritu de familia: Valor con el que nos relacionamos, como miembros de una familia que se ama, basamos nuestro ambiente de trabajo, en el espíritu de responsabilidad compartida, y a la vez, de autonomía responsable.

Amor al trabajo: Es una característica propiamente Marista, ya que nos hace ser fieles en lo que hacemos, aplicando estrategias de mejoramiento profesional.

Amor a Jesús por María: Nos da identidad, ya que nuestro centro es la educación cristiana; hacemos vida las actitudes que reconocemos en María, modelo perfecto del educador Marista: respondemos con fe al llamado de Dios en nuestra vocación.

Solidaridad: El hacer comunidad para poder ser solidario con los demás, es lo esencial.